¡¡Hemos vuelto!!

Los jóvenes, por fin, después de todo este tipo de confinamiento, de altas y bajas, se han reunido de manera física en la iglesia.
Bendecido sábado que tuvieron, comenzando por una serie de juegos divertidos, rompe-hielos, que permitieron que se conocieran un poco mejor, tanto a nuevas incorporaciones como a los mas regulares del grupo.

Son muchos los hermanos que hemos orado e intercedido por nuestro grupo de adolescentes y jóvenes adultos de la iglesia. Dios sabe lo complicado que es que la juventud se reúna con tantas tentaciones que ofrece el mundo, pero deseamos que Dios les guíe y les muestre lo bueno que es estar juntos, compartir, alimentarse de la Palabra y crecer juntos.

 

El lema de este sábado pasado, 17 de Octubre, se titulaba “El Sentido de la Vida” dirigido por el recién llegado líder de jóvenes, Samuel Boone. Un estudio enriquecedor, ameno y profundo, cuestionando: Si viviésemos en un mundo sin la existencia De Dios, ¿cómo vivirías tu vida? ¿cómo sería?; ¿Seriamos capaces de vivir una vida tan superficial y pasajera sin el concepto de eternidad que Dios nos ofrece?

Muchos son los que afirman que la vida no tiene sentido, que sólo se vive una vez y hay que disfrutarla al máximo, sin tiempo que perder. Hay quienes dicen que prefieren morir a seguir viviendo. ¡Qué tristeza! ¡Qué pensamiento tan derrotista y pobre del concepto de la Vida!

Y Jesús nos deja tan claro que Él es la Vida y que sin Él, nada tiene sentido.

 

¡Cuánta verdad en solo una frase! ¡Queremos seguir creciendo en esta linea, cuestionando y profundizando a quién entregamos nuestra vida para que tenga un propósito, un sentido, un todo. Jesucristo.

 

Dios nos ayude a seguir adelante, que sigamos reuniéndonos, superando barreras, creciendo, caminando juntos, guiados por su Palabra

2 comentarios

  1. Juan Antonio dice:

    Buenos días me gustaría saber donde están para ir a oir la palabra de Dios

    1. Iglesia dice:

      Buenos dias. Estamos en la calle Mariucha, número 123. Nos reunimos cada jueves a las 20:00 para orar, y cada domingo a las 12:00 para alabar a nuestro Señor. Saludos y Bendiciones

Los comentarios están cerrados.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad